fbpx
comportamiento destructivos perros blog

Análisis del contexto

Debido a diversas razones que veremos en este artículo, en ocasiones es necesario encontrar soluciones a los comportamientos destructivos de nuestro perro, como, por ejemplo, comerse el sofá, arañar la pared, mordisquear cables o rascar las puertas, entre otros.

Como venimos mostrando, nuestra filosofía sobre el adiestramiento canino se basa principalmente en cómo fortalecer el vínculo natural en el equipo humano-perro.

A partir de ahí, entendiendo las motivaciones, destrezas naturales y limitaciones del perro, seremos capaces de planificar una estrategia adecuada al 100% a la vida de nuestra mascota.

Por eso, es importante primero analizar las causas para, seguidamente, tener el poder de encontrar las soluciones a los comportamientos destructivos.

Causas de la conducta

Hay muchos factores que pueden provocar este desagradable y costoso mal hábito del perro, que además supone encontrarse repentinamente unas gafas de 200 euros hechas polvo.

En consecuencia, enumeramos una serie de causas habituales que facilitan esta respuesta del perro:

  • Ansiedad por separación.
  • Ansiedad por soledad.
  • Aburrimiento.
  • Habituación a la conducta.

Es más, estos ejemplos dispares apuntan a una raíz común que, al no ser correspondidas, provocan desviaciones del comportamiento natural del perro.

Primero, hay que entender qué tipo de perro tenemos para identificar su nivel de energía, su grado de dominancia y el desgaste energético que logramos a diario.

Si el desgaste diario es menor a la energía contenida, en muchos casos la vía de escape será este tipo de malos comportamientos.

Soluciones al mal comportamiento

Una vez entendido este concepto, proponemos algunos consejos para solucionar los comportamientos destructivos:

  • Mantén horarios predecibles: trata de mantener una misma rutina para que el can sea capaz de saber cuánto será la espera en la casa. Si un día le sacamos a las 7 am mientras que al día siguiente le sacamos a las 11 am, al perro le costará mucho predecir cuánto tiene que esperar.
  • Las rutinas deben incorporar ejercicio físico y juegos mentales: Especialmente, los juegos de estimulación mental cansan, proporcionalmente, mucho más al perro que el ejercicio físico. Con 15 minutos de esta práctica, el perro canalizará energía sobrante y se refuerza el vínculo humano-perro.
  • Aumentar el respeto mediante el liderazgo: es importante establecer una serie de normas para que el perro entienda que hay unos límites que no se pueden sobrepasar. Si mientras estamos en casa, el perro «hace lo que quiere», ¿Cómo pretendemos que no lo haga cuando no estamos?.
  • Juegos con comienzo y con final: se trata de que el perro entienda , no sólo cuándo puede jugar «embrutecidamente» si no cuándo debe parar.
  • Aumentar el autocontrol del perro: es imprescindible que el can aprenda a esperar, sobre todo en el ritual de la comida. Un perro ansioso por comer, nunca deberá recibir comida. Debe comer cuando el humano comparte los recursos sin «exigirlo».

Conclusiones

La fuente para encontrar soluciones a los comportamientos destructivos siempre se encuentra en aumentar el autocontrol de nuestro perro.

Además, cubrir sus necesidades básicas de ejercicio diario, físico y mental, con un liderazgo bien ejercido por el humano para conseguir respeto mutuo.

En definitiva, si el humano consigue transmitir la confianza, el respeto y la seguridad necesarias, el perro estará dispuesto a seguirle allá a dónde vaya siendo un leal compañero.

Esperamos que estos consejos ayuden a encontrar la salida de esta situación desfavorecida.

En el caso de desconocer cómo aplicar este conocimiento o cómo identificar con exactitud las causas de su comportamiento, recomendamos pedir ayuda profesional de un adiestrador con experiencia.

En pocas sesiones, con una estrategia bien planificada y un plan de acción adecuado se pueden conseguir grandes y duraderos resultados.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *